Flash Boys es una auténtica maravilla por cómo está escrito y por trasladarnos una historia real que la mayoría desconocemos. Ocurrida hace pocos años y durante esta gran crisis, un grupo encabezado por Brad Katsuyama decide plantar cara a los abusos que se cometen en el sistema financiero gracias a las operaciones de alta frecuencia y crear su propio mercado (IEX Trading)para que las transacciones entre los inversores sean justas y transparentes.

Este libro se empieza a escribir a raíz de la detención de Sergey Aleynikov en 2009 por parte del FBI. Sergei era un extrabajador de Goldman Sachs acusado de haber robado el código fuente de la empresa. En la empresa era el programador de operaciones comerciales de alta frecuencia. Se le detuvo sin saber qué se había llevado exactamente ni para qué servía. Sólo para evitar que se llevara el pastel. Se le denegó la libertad bajo fianza alegando que, de caer en malas manos, el código robado puede usarse para manipular los mercados de forma injusta.

¿Acaso las manos de Goldman son las limpias del lugar? ¿No han contribuido ellos a manipular los mercados? ¿A distorsionarlos? ¿A sembrar el mal paquetizando por ejemplo productos de dudosa moral?

El libro plantea preguntas cómo ¿qué tienen en común el cableado de la fibra óptica y las operaciones de alta frecuencia?. A partir de ahí descubrimos de la mano del protagonista Brad Katsuyama las respuestas. Brad es un operador brillante y honesto que trabaja para el Royal Bank of Canada y que a partir de una serie de sucesos se ofrece en su empresa para ser él quien lleve el departamento de comercio electrónico e investigar las operaciones de alta frecuencia. El banco acepta con la condición que mientras dure la investigación del mercado el límite máximo de perdidas sea de 10.000 dólares al día.

Libro trepidante, entretenido, didáctico e… inquietante. Una auténtica muestra que el cambio en el mundo no sólo es posible basta con que aúnes voluntad y tesón. Más aún en el sector financiero. Les invito a descubrir la historia.

Las citas y reflexiones que más me han llamado la atención:

  1. El inversor se conecta a su cuenta, elige algún tipo de bono o acción, y seguidamente pincha en “comprar”. ¿Y luego qué? Es posible que crea saber lo que pasa una vez que ha apretado la tecla izquierda de su ratón, pero lo cierto es que no tiene ni la más remota idea. Si lo supiera realmente, se lo pensaría dos veces antes de hacer clic.
  2. Brad cuando llegó Nueva York a vivir: La gente vivía por encima de sus posibilidades, y lo hacía endeudándose. Esto fue lo que más me impresionó. En Canadá el concepto de deuda era algo desconocido. La deuda era el mal. Yo nunca había estado endeudado en mi vida, pero cuando llegué allí un agente inmobiliario me dijo: “Con lo que ganas, te puedes permitir un apartamento de 2’5 millones de dólares. Y yo pensé: “¿Pero qué me está diciendo este tío?”.
  3. Brad en una reunión en su empresa: “Si realmente desean promover la diversidad, no deberían hacer que la gente se sienta como una minoría
  4. Un parpadeo suele durar en tono a 100 milisegundos; resultaba difícil creer que una fracción tan pequeña de un simple parpadeo pudiese tener unas consecuencias tan importantes en el mercado.
  5. Hubiera sido muy fácil sacar beneficio de todo esto. Simplemente, escogimos no hacerlo.
  6. La gente de este sector se niega en redondo a aceptar que no lo sabe todo.
  7. El Reg NMS estaba diseñado para crear igualdad de oportunidades en el mercado financiero de Estados Unidos, pero lo que logró fue institucionalizar una desigualdad aún más perniciosa.
  8. Goldman estaba no sólo permitiendo sino también alentando la creación de una crisis financiera global, principalmente ayudando al gobierno griego a amañar sus libros de contabilidad y ocultar su deuda, y diseñando sus hipotecas subprime para ser impagables y ganar dinero apostando por su impago.
  9. Lo que tenían era un objetivo: recuperar la justicia en el mercado de valores de Estados Unidos, y tal vez incluso institucionalizarla por primera vez en la historia de Wall Street.
  10. (un pensamiento de Brad): El mercado de valores se había convertido en algo grotestacamente injusto que necesitaba urgentemente un cambio, y había llegado a la conclusión de que si él no tomaba cartas en el asunto, nadie más lo haría.
  11. El demonio de todo lo que ocurrió era el interés puro y duro.
  12. Brad, sobre la formación de su equipo: Los que me interesan son los que trabajan en equipo, los que buscan ayuda cuando no saben algo. Lo que me interesa son esponjas, no rocas.
  13. Nuestra posición es la de los inversores (Brad)
Michael Lewis

Michael Lewis

Michael Lewis es un escritor y periodista financiero que, además de ser un autor referencia para el sector financiero, está considerado, y con razón, uno de los ensayistas más importantes a nivel global.

Libros suyos son The Blind Side y Moneyball, ambos llevados al cine y protagonizados, respectivamente, por Sandra Bullock y Brad Pitt. Saltó a la fama literaria por El póquer del mentiroso (que espero añadir a mi biblioteca en breve) que versa sobre sus años de bróker en Salomon Brothers, banco de inversión ya desaparecido.

Estudió Historia en Priceton y posee un máster en Economía por la London School of Economics. Actualmente, es profesor en la Universidad de Berkeley, editor de Vanity Fair y colaborador de The New York Times y Bloomberg.

Página web del autor: http://michaellewiswrites.com/index.html#