Las tasas negativas destruyen el ahorro para el retiro“- Larry Fink, director general de BlackRock

Sus impuestos pagarán las pensiones de jubilación. ¿Qué les parece? Como la hucha de las pensiones se agota y la Seguridad Social se quedará sin recursos para el pago de las mismas la solución que barajan nuestros políticos es que se paguen a través de los impuestos. Como no. Cuando no saben cómo solventar sus miserias recurren a los ciudadanos para que las enmendemos. Eso sí, es por el bien común y hay que ser solidarios. Como dice Javier Cansado “que suban los impuestos pero después de mí“.

La hucha de las pensiones

La hucha de las pensiones ha pasado de tener casi 67.000 millones en 2011 a 32.500 millones a finales de 2015

Durante estos tiempo aciagos de crisis financiera, el fondo de reserva de la Seguridad Social se ha convertido en la particular hucha del Gobierno con la que hacer frente a todos los pagos. Y con toda seguridad volverán a recurrir a la denominada “hucha de las pensiones” para hacer frente a los pagos de la extra de verano de los más de 9 millones de pensiones que existen.

3 son los factores que están contribuyendo a estas disposiciones continuas:

  1. Aumento del número de pensionistas cifrado en más del 1% anual
  2. Recambio de las nuevas pensiones que entran al sistema
  3. Incremento mínimo garantizado por ley del 0,25% de todas las prestaciones.

Y así la hucha de las pensiones cerró el año 2015 con unos 32.500 millones de euros cuando en 2011 contaba con 67.000 millones, más del doble.

La utópica mejora del empleo y los nuevos cotizantes al sistema sería el gran remedio para frenar esa merma pero, siendo sinceros es difícil tanto por la ingobernabilidad como por la presión fiscal y los pocos incentivos para empresas y empresarios.

Como decía al inicio del post el consenso de nuestros políticos como primer remedio es el de pagar las pensiones de viudedad y orfandad mediante impuestos y no a través de la hucha. Un auténtico error y un drama que se nos avecina pues con un paro superior al 21% y una persecución a la clase media y alta mediática e impositiva tan fuerte al final no va a quedar nadie a quien sangrar.

La necesaria solución privada

Nuestro sistema de pensiones llega al final casi a la fuerza. Tuvieron tiempo para refundirlo, ahora, los más optimistas, dicen que a la hucha le quedan tan sólo 3 años. Otra víctima más del abuso que hemos hecho en este país del Estado del Estarbien (sería bienestar si el objetivo no hubiera sido el de hacer una economía intervencionista y proteccionista en el que el individuo no haga nada y que sea el Estado quien provea todo).

En anteriores artículos al respecto de la jubilación he señalado como causas de la dificultad de reflotar esta hucha 3:

  1. La edad de la población española: hay más gente mayor que joven (no sólo en España también nuestro el Viejo Continente es un continente viejo)
  2. El aumento de la esperanza de vida: nuestra jubilación puede ocupar perfectamente más de un tercio de nuestra vida (sumen el dinero que han gastado en 25 años y ahora multiplíquenlo por x*t siendo x el factor multiplicador de su nivel de vida y t el agregado de tiempo resultante de convertir las horas dedicadas al trabajo en horas de ocio cuando se jubilen)
  3. El empleo: no sólo por lo que ya conocen. También por lo que tardan los jóvenes en incorporarse al mercado de trabajo

Mal que les pese a algunos, la solución a todo esto continúa pasando por la capacidad emprendedora del individuo motivada por nuestra naturaleza de superviviencia. Sólo el ahorro privado puede salvaguardar que nuestro futuro sea parecido al que queremos y que no tengamos que depender de limosnas familiares para sobrevivir.

Por ahorro privado no entiendo los planes ni de pensiones ni de jubilación ni, por supuesto, esa cuenta 5 inventada en la reforma fiscal. Si quieren ser libres y no depender de la vida que nos dan los políticos y gobernantes hagan con su dinero  todo lo contrario al dirigismo de productos financieros al que nos intentar someter en las leyes fiscales.

O ahorran o queda prohibido jubilarse.

Imagen de feverpitched