Mutual funds were created to make investing easy, so consumers wouldn’t have to be burdened with picking individual stocks.” –  Scott Cook

El sentimiento de mercado según los fondos de inversión podemos obtenerlo gracias a un análisis de la evolución del sector, esto es, de los flujos de patrimonio: cuál es el tipo de fondo que los inversores están demandando más.

Este 2016 está siendo un año particular para los que nos dedicamos al sector financiero. Como ya he señalado otras ocasiones, hoy el activo a gestionar es la volatilidad y créanme que no es fácil. Es como bailar sobre una placa de hielo: no tienes soporte y no sabes por dónde se va a romper o si, por el contrario, cuando deje de sonar la música habrás conseguido bailar y dignamente incluso.

En nuestra industria, las ideas de inversión se suceden y debaten a diario acerca de cómo sacar provecho a estas ineficiencias de los mercados y que los clientes consigan sumar rentabilidad. Los inconvenientes son dos. El primero que esta situación es paradójicamente nueva (no hay valor en renta fija y es difícil planificar en la variable) y el segundo es que el principal adversario somos nosotros mismos. Bueno, los bancos centrales quienes con sus innumerables intervenciones en los mercados están adulterando el precio de todos los activos (sea cual sea su naturaleza). Lo peor es que ya los esperamos y que suele haber un antes y un después posterior a cada comparecencia de Yellen, Dragui y compañía.

Por este motivo, no es de extrañar titulares como “El ahorro en fondos de los hogares españoles está en niveles máximos desde 2005 mientras los depósitos están en mínimos desde 2007” (artículo de Funds Society de 29 de marzo de 2016). No todo el dinero ha ido a los fondos. Hay un producto que está registrando también cifras históricas al alcanzar el pasado mes de enero la cifra de 583.300 millones de euros lo que supone un crecimiento del 17,8% con respecto a la misma fecha del ejercicio anterior. Este producto son las cuentas corrientes o cuentas a la vista (el artículo El ahorro en cuentas sin remunerar marca récord pueden encontrarlo en la página 19 de Expansión de 12 de marzo de 2016).

La liquidez es un activo refugio para los ahorradores que no quieren riesgo y que se ven claramente perjudicados por la política de tipos cero del Banco Central Europeo pero que, a pesar de ello, prefieren estarse quietos a ver mermado su capital. Según el artículo de Expansión la remuneración media de los depósitos a plazo de hogares baja hasta el 0,71%. ¿Es mejor que nada?

También representa la liquidez un activo clave en las carteras de los inversores que esperan aprovechar las oportunidades que la volatilidad brinde.

La decisión por el no riesgo puede verse también en la industria de gestión de activos. Así, durante el mes de marzo el dinero de los inversores se ha movido hacia fondos monetarios, de renta fija y… garantizados (sí, de nuevo. No obstante, las condiciones actuales de mercados donde las bolsas han sido tan penalizadas pueden ser una oportunidad. No todos. Algunos). El retroceso lo han experimentado los mixtos y los de renta variable. Eliminando riesgos y zozobras. Dicha evolución podemos verla en el siguiente gráfico.

La mayor captación del mes de marzo la protagoniza Santander con su fondo monetario Santander Rendimiento ya que han conseguido nada menos que 431.511.000 millones de euros para ofrecer una rentabilidad del -0,11%.

Los canales de distribución continúan siendo factor clave en la industria de los fondos pues los principales grupos bancarios son los que mayor patrimonio captan.

En términos de aportación de valor la diferencia es sustancial. La rentabilidad no la ofrece quien más tiene sino quien tiene más clara su misión. Al respecto, cabe decir que la rentabilidad es la métrica para el inversor pero ésta no es el valor diferencial de gestoras medianas o pequeñas sino una consecuencia del hecho diferencia que no es otro que el foco. Para estas gestoras el servicio al cliente y la satisfacción del mismo son su leitmotiv. Por eso es fácil observar menores comisiones de gestión y aplicaciones de comisiones de éxito con rendimientos objetivos.  Veamos el siguiente gráfico para apreciar la diferencia en rentabilidades.

Cómo hemos podido ver en este artículo el sentir actual de los fondos inversión es de prudencia y calma.

En cuanto a la industria mucho aún queda por desintermediar. El cierre de oficinas anunciado por las principales entidades bancarias debe ser un impulso para las empresas de servicios de inversión y para las empresas fintech especializadas en la gestión de activos (los llamados robo advisors).

Todos los compañeros que se van a ver afectados por los cierres deben saber que su talento han de ponerlo al servicio de sus clientes. Es su mejor activo y su única salvaguarda en un sector como el financiero (extensible a cualquier profesión). Si el servicio al cliente es su convicción, tienen una oportunidad única de reconvertirse en profesionales del sector y ser pieza clave en la gestión integral del patrimonio de sus clientes.

El mundo está cambiando. Seamos parte de ese cambio.

Imagen de Tanawat Pontchour